Fotografía y sensibilidad

La fotografía es un arte y por supuesto una profesión muy digna e interesante. Hoy en día que tanta gente dispone de una cámara de buena calidad y a un bajo costo, se han incrementado  en internet la cantidad de archivos de imágenes. Debemos acotar siempre que, como todo, se necesita un poco de experiencia y aplicación de una cierta cantidad de técnica para lograr un resultado satisfactorio pero sobre todo una cantidad importante de sensibilidad. Si, sensibilidad.. y si es posible mucha.

La sensibilidad es esa capacidad de percibir y sentir de una manera profunda ciertas sensaciones y emociones que nos dan la posibilidad de explorar una gama amplia de posibilidades para comunicarnos con un sentimiento y a su vez transmitirlo de manera que se perciba de una manera distinta, más fuerte, con ese algo que no podríamos explicar con palabras pero que nos damos cuenta que está allí en un trabajo.

Cómo en la música.. la pintura o cualquier otra rama artística, donde tenemos muestras excelentes de trabajos que nos generan sentimientos y emociones profundas las cuales tiene esa capacidad de hacernos reflexionar , pensar o reenfocar incluso ideas o concepciones que teníamos de un algo o de la propia vida.

Parece que suena algo profundo y enigmático, pero tenemos que entender que cada día hay menos sensibilidad a nuestro alrededor. Por un lado por la velocidad y el vértigo en que vive el mundo actual, donde los espacios para meditar o generar contenidos de inspiración parecen no tener el tiempo ni la dedicación.. Esa carrera casi alocada y atropellada del modernismo y el consumismo  que hemos aceptado como forma de vida, así como la cantidad abrumante de contenidos superficiales, amarillistas y vacíos a nuestro alrededor nos apartan de aquello que podría edificar una capacidad sensorial mayor, una capacidad que nos permite crecer y afrontar puntos de vista más certeros más pensados y de mayor valor emocional.

Como todo en la vida, hay puntos de vistas distintos. En lo particular creemos que la diferencia de criterios radica en nuestra experiencia personal a lo largo de nuestras vidas y sobre todo a aquello que hayamos consumido en lo referente a ideas y conceptos, valores o antivalores, además de la capacidad de expresar esos sentimientos y plasmarlos en este caso mediante una imagen que nos genere esa emoción que nos llene de entusiasmo, tristeza o reflexión.